lunes, 12 de mayo de 2008

Lo hemos dejado como los chorros del oro


Bueno, pues efectivamente hemos estado todo el día trabajando en la cuadrícula y le hemos metido un buen repaso. Durante la mañana, una vez sustituidas las gomas antiguas por unas nuevas y haber planteado la ampliación del yacimiento por su extremo sur, hemos procedido a la limpieza del mismo. Desde la última campaña había pasado casi un año entero y le venía haciendo falta un buen tratamiento de cutis. Hemos quitado todas las hierbas que habían logrado abrise paso en la cuadrícula. Y también hemos hecho una buena limpieza en la nueva zona de ampliación del yacimiento por su extremo sur. Sólo tenéis que comparar estas dos fotos del antes y el despues de la limpieza.



Además han venido Rafa y Luis a hacer unos sondeos en el área situada a unos 50 metros al este de la cuadrícula. Los resultados parcen prometedores pues permiten aventurar un acuñamiento del nivel T2 también en esa dirección, como ya preveían nuestros compañeros Jaime y Javi.

Por la tarde, ante la amenaza de unos ligeros chubascos que luego no se han producido, hemos decidido levantar el toldo galáctico que ya desde el año pasado caracteriza a nuestro yacimiento. Con mucho esfuerzo, hemos conseguido izarlo y, de esta manera, al menos un tercio del yacimiento se halla finalmente protegido ante nuevas lluvias.


Despues de esto, los excavadores se han puesto nuevamente a la tarea, tras las pertinentes explicaciones sobre la metodología de excavación en cuadrícula que ha ofrecido Laura.

Por su parte, Nieves, se ha dedicado a ir posicionando con GPS todas las zonas de interés en el entorno de los yacimientos (cuadrícula, catas, puntos de muestreo, etc...). Con esa información georeferenciada resultará más facil planificar nuevas zonas de muestreo para futuros sondeos, catas, o muestreos de superficie.

Finalmente, se ha continuado con la tarea iniciada el año pasado en la Cata-1, que estaba plagada de hierbas (muy bonitas por cierto, con todas sus florecillas) pero que Pepín y Cristina han limpiado a conciencia iniciando su profundización hasta alcanzar los niveles in situ, que esperamos no estén muy lejos.



La Crónica continúa...