viernes, 29 de mayo de 2015

Llenazo para el final de campaña

Pues sí, en este último día hemos vuelto a tener el yacimiento muy completito. Dudábamos de los alumnos de primero que volvían a Madrid ayer después de haber estado trabajando en un campamento de Geología en los Pirineos. Pero nos han sorprendido gratamente regresando a finalizar sus turnos de campo... no como esos otros alumnos del año pasado que no voy a mencionar (y no miro a nadie... Olaya, Dani, Cynthia o Javi... por no decir algunos nombres... -más os vale que estéis estudiando bien para el examen de dentro de unas semanas-).


Con tanta gente en el yacimiento, la jornada ha transcurrido con algo de más alboroto del que estábamos acostumbrados en los últimos días. ¡Cuántas conversaciones paralelas! ¡Qué gran cacofonía! Pero también, ¡qué alegría de estar en un yacimiento vivo!

Como cada año, en el último día de campaña nos hemos dedicado a terminar de extraer los últimos fósiles que se encontraban expuestos y a igualar y aplanar las cuadrículas que han sido peor excavadas. El objetivo de estas dos actividades es no dejar ningún fósil que pueda sufrir las inclemencias del tiempo durante todo un año hasta la siguiente campaña de excavación y, por otro lado, evitar que con las lluvias de la próxima temporada de lluvias otoñales e invernales se genere una escorrentía significativa dentro del yacimiento.

También hemos recogido nuestro icónico toldo, justo cuando comenzaba un amago de tormenta que al final no ha cuajado. Así, hemos estado excavando sin cubierta durante la última hora de la campaña. Pero las nubes nos han protegido del sol.

Y lo que sí hay que decir es que las nuevas generaciones son cada vez más tranquis... ¡No se han querido venir a tomar algo después de cerrar el yacimiento! Que si estaban cansados, que si les pillaba mal, que si tengo que trabajar mañana, que si hay que estudiar... ¡Increíble!

jueves, 28 de mayo de 2015

Día prolífico

El penúltimo día de Somosaguas ha resultado ser tranquilo con poquitos excavadores (todos ellos ya experimentados) y el característico buen tiempo que nos ha venido acompañando a lo largo de esta campaña. Eso sí, hemos descubierto unos cuantos fósiles interesantes como una tercera falange, epífisis juveniles de calcáneo (¡a pares en la cuadrícula de Arvidas!), incisivo de rumiante, premolar de Anchitherium y, lo que para mí han sido los descubrimientos del día: dos hemimandíbulas de lagomorfo. En particular, y como podéis ver en la fotografía, una de ellas tiene un muy buen estado preservación y conserva el incisivo y toda la hilera dental posterior. Los lagomorfos son un orden de mamíferos entre los que se incluyen los conejos, las liebres y las picas. En Somosaguas, los lagomorfos vienen representados precisamente por las picas (familia Ochotonidae).

Mandíbula de pica 1
Mandíbula de pica 2
Cabe también destacar que en la jornada de hoy, Enrique extrajo del yacimiento y restauró el hueso grande que encontramos ayer y que ha resultado corresponder a una hemipelvis fragmentada de Gomphotherium.

Pelvis de Gomphotherium en el yacimiento
Misma pelvis de Gomphotherium ya restaurada
Aparte de esto y, usando las palabras de mi adorada Laura Berdejo, chascarrillos varios como censura de fotos por uno de los tupés del yacimiento (los tupés son Enrique y Carlos) o llamada confundida desde Barcelona de 'Frutas Toni' (asegurándome muy serios que no se habían equivocado de número).

Y nada más en el día de hoy. Mañana ya toca cierre de campaña con recogida de toldo y protección del yacimiento hasta el año que viene. Me despido en la que es mi primera entrada en este nuestro blog.

La Crónica continua...

miércoles, 27 de mayo de 2015

Por fin un fósil espectacular este año

Hemos tenido que esperar al antepenúltimo día de la campaña, pero por fin ha aparecido un fósil de esos que llaman la atención a la gente corriente; grande, en buen estado y de una especie considerada espectacular.


Se trata de un hueso largo (posiblemente un húmero) de uno de los megaherbívoros del Mioceno de Somosaguas... quizás Prosantorhinus... pero también podría ser de Gomphotherium. En los próximos días, a medida que vayamos avanzando, seremos capaces de precisar un poco más en nuestras identificaciones.

La Crónica continua...

martes, 26 de mayo de 2015

Las entrevistas del IGEO

Hoy hemos disfrutado de la visita de Javier Carmona y Valle López, del Instituto de Geociencias (UCM, CSIC), que han venido a realizar un reportaje sobre las excavaciones que llevamos a cabo en los yacimientos del Mioceno Medio de Somosaguas. En cuanto hayan editado la grabación lo colgarán en la web del IGEO.

Durante más de dos horas hemos estado contestando a sus preguntas sobre la formación de los yacimientos, su fauna y su ecología, sobre la organización de las campañas de excavación, sobre la divulgación que realizamos en sus diferentes formatos (Jornadas de Puertas Abiertas, blog, redes sociales, etc...), sobre política científica y la escasez de financiación que recibimos por parte de administraciones públicas o entidades privadas. Finalmente, también hemos aprovechado para sacar algunos de los fósiles especialmente relevantes descubiertos en los últimos días, como pequeña muestra representativa del trabajo de los excavadores.




También tenían intención de entrevistar a algunos de nuestros excavadores. Lamentablemente, esta mañana estábamos con un record de mínimos, con sólo cuatro excavadores que no perteneciesen a la organización de la excavación. Aún así, nuestros reporteros preferidos han conseguido cubrir sus objetivos suficientemente, y seguro que hacen un gran trabajo en la preparación de su reportaje, que esperamos ver (u oír) a no tardar mucho.

Tan sólo nos queda agradecer a Javi y Valle el tener esa gran iniciativa para divulgar el trabajo que realizamos los investigadores del IGEO entre los muchos aficionados a las Geociencias, que siguen todas sus noticias con asiduidad a través de Twitter.

La Crónica continua...

lunes, 25 de mayo de 2015

Necesidades especiales y Geología en Somosaguas


Ya hemos superado el ecuador de la campaña de excavación en los yacimientos paleontológicos del Mioceno medio de Somosaguas. La meteorología nos es favorable, con un sol magnífico y unas temperaturas envidiables; esta es sin duda alguna, la campaña en la que hemos disfrutado de mejores condiciones de excavación. Ni una sola gota de lluvia ha caído en lo que llevamos de campaña, ni parece que vaya a caer en lo que nos queda. ¡No vamos a perder ni un sólo día de excavación! Así que esta campaña quedará para los anales de nuestra historia como la más agradable de todas. La única sombra que hay es el reducido número de excavadores, que durante esta semana se va a reducir aún más. Son muy pocos los estudiantes que se han apuntado este año a la excavación, por motivos que desconocemos. Tenemos varias posibles explicaciones alternativas o complementarias (¿quién sabe?). 1) El cartel que anunciaba la excavación no fue tan atrayente como en anteriores ocasiones; 2) El anuncio de las mismas fue relativamente tardío; 3) La implantación de los planes de estudio de Bolonia cada vez deja menos tiempo libre a los universitarios para dedicarse a actividades que los aparten de los innumerables trabajos, prácticas, pruebas y exámenes que deben realizar; 4) La subida de las tasas universitarias han provocado que la atención a los exámenes finales se haya incrementado, abandonando estas actividades extracurriculares.

Más allá de todas estas consideraciones, en el día de hoy también han pasado cosas interesantes. Por ejemplo, de la mano de Geodivulgar, esta mañana ha venido a visitarnos un colectivo de alumnos con necesidades educativas especiales. Se les han explicado las bases de nuestra disciplina así como las diferentes técnicas, macro- y micropaleontológicas, que utilizamos para poder extraer y estudiar los fósiles que encontramos en nuestro yacimiento, el cual a estas alturas ya se ha convertido en un icono de la Paleontología madrileña.

Por la tarde, ya sin visitantes, una parte de nuestros excavadores se han dedicado a desentrañar los misterios de algunos de los sondeos realizados en diferentes puntos del área alrededor de los yacimientos de Somosaguas.

La Crónica continua...

domingo, 24 de mayo de 2015

Domingo electoral en el yacimiento

Como suele ser lo normal en los domingos de excavación el día fue muy tranquilito y no hay grandes cosas que relatar. Por supuesto, como no podía ser de otra manera, la normalidad habitual se vio puntuada por eventos tales como excavadores que no llegaron a tiempo (yo mismo) debido a la cita con las urnas y el posterior azaroso viaje por el sistema de transporte madrileño. Del mismo modo, por la tarde, algunos también tuvieron que marcharse pronto para que les diese tiempo a ejercer su derecho al voto.

Más allá de eso, quizás lo único destacable es la subida del nivel académico de las conversaciones con la participación activa de los alumnos del Máster de Biología Evolutiva, que han compartido este fin de semana con nosotros como parte de sus prácticas de campo en la asignatura de "Patrones y Procesos en Macroevolución". Las malas interpretaciones que se hacen de las filogenias moleculares, la importancia de una visión multidisciplinar en los estudios evolutivos, la existencia del concepto de "Neontología", o la dificultad de proseguir con una carrera investigadora en nuestro país han sido algunos de los temas estrella del día. Eso por no hablar de la relevancia de Warhammer como entretenimiento de un amplio sector de la juventud actual, o la taxonomía y ecomorfología de Alien y Avatar... ¡entre frikis anda el juego! Curiosamente, las elecciones no han acaparado las conversaciones aunque, teniendo en cuenta cómo van los escrutinios, seguro que mañana el yacimiento estará muy animado con ese tema...

Como hecho relevante del día pudimos disfrutar al mediodía de un curioso efecto óptico; se trata de un arcoiris circular, algo que muy pocos de nosotros habíamos visto hasta la fecha.


En fin, os dejo ya que mañana toca madrugar otra vez y el cansancio empieza a hacer mella...

La Crónica continua...

sábado, 23 de mayo de 2015

Nuevo éxito de las Puertas Abiertas en el Mioceno de Somosaguas

Está mal que lo digamos nosotros pero es que este año las Jornadas de Puertas Abiertas han salido PER-FEC-TAS. Más perfectas no podrían haber salido. La organización por parte de Juanan y María ha sido ejemplar, y los monitores de Geosfera, Geodivulgar y nuestro propio equipo han actuado con una profesionalidad digna de admiración. Así lo he visto y así me lo han contado muchos de los asistentes a este magno acontecimiento que ya se ha convertido en un clásico de la primavera madrileña. Y, como durante toda la semana, la climatología ha ayudado para que todo haya salido a pedir de boca.

Eran las nueve de la mañana y ya estaban los primeros madrugadores dispuestos a aprender todo lo necesario sobre las faunas y ecosistemas del Mioceno madrileño de hace 14 millones de años. Pero hasta que pudieramos estar listos, han tenido una horita de reflexión para aprender cómo se organiza el comienzo de una jornada festiva en un yacimiento paleontológico, y sobre el frescor que se puede sentir a esas horas tan tempraneras.

Pero a las diez, puntuales como un reloj suizo, han comenzado las explicaciones para el primer grupo, mientras los excavadores todavía estábamos recogiendo el material para iniciar nuestra tarea paciente de rodear, rebajar y, de vez en cuando, ubicar y extraer fósiles.

Y una vez llegado ese momento, el trasiego de grupos de visitantes ha sido continuo a lo largo de toda la mañana. Más de 250 hemos contabilizado (y seguro que alguno más se nos ha escapado) en las más de tres horas que ha durado la actividad.

Ha habido historias para todos los gustos, comenzando por la típica y tópica explicación de cómo se excava en un yacimiento paleontológico, pasando por las diferentes especies que se encuentran en Somosaguas y cómo nos han ayudado a determinar el ambiente en el que vivieron, hasta los análisis paleoclimáticos, tafonómicos y paleodemográficos que nos han ayudado a determinar el origen de este yacimiento en el que se encuentran tantos restos pertenecientes a individuos juveniles. Y también hemos dado la oportunidad de realizar "actividades más activas" como un taller de microfauna (con mesa de lavado en acción incluida) o, por supuesto, la estrella de todos los años, la excavación experimental para los más pequeños (aunque algunos mayores se quedan con las ganas de ponerse manos a la obra con el destornillador y la brocha -quizás deberíamos hacer una alternativa para ellos, para que no les de vergüenza ponerse a ello, jejeje-).


Ya por la tarde, la cosa se ha quedado mucho más tranquila y la excavación ha continuado con normalidad, con la habitual sucesión de esquirlas, fragmentos de hueso de procedencia indeterminada, framentos de esmalte de Gomphotherium, piezas dentales más o menos completas, astrágalos y demás tarsales y carpales, etc., etc. Entre todo ello, ataques alergénicos, indigestiones inesperadas, semi-insolaciones, conversaciones sobre lo mal que está el país, y lo mucho o poco que se va a arreglar tras las elecciones de mañana, discusiones sobre modas más o menos desafortunadas, etc., etc. Vamos, una tarde normal, como muchas otras a lo largo de la campaña.

La Crónica continua...

viernes, 22 de mayo de 2015

Nuestra primera Jornada de Puertas Abiertas vespertina

Hoy ha tenido lugar la primera de las dos Jornadas de Puertas Abiertas que celebraremos durante esta campaña (la siguiente es mañana por la mañana).

Nuestro equipo, en colaboración con los monitores de Geosfera y Geodivulgar, ha realizado un trabajo extraordinario para mostrar lo interesante que es la Paleontología en general y nuestro yacimiento en particular.

Y teniendo en cuenta algunos comentarios vistos por Twitter, parece que los visitantes lo han disfrutado a lo grande.


jueves, 21 de mayo de 2015

Y hoy les tocó a los de la tarde

Si ayer hablábamos de que el grupo A de "Paleontología General" de Geología de la UCM había visitado el yacimiento, hoy le tocó al grupo B, "los de la tarde". Un grupo menos numeroso y bullicioso en el que también había algunos viejos conocidos con los que pudimos conversar sobre sus experiencias el pasado año en el campamento de primero en Pirineos, donde muchos de ellos descubren su definitiva vocación por la Geología.

La jornada trascurrió sin grandes sorpresas, aunque aparecieron algunas piezas interesantes, como este astrágalo de rumiante; la típica taba de los juegos infantiles de nuestros padres y abuelos.

Sin mucho más que contar, nos despedimos hasta mañana, con el inicio de nuestras Jornadas de Puertas Abiertas, por primera vez y de manera experimental en una tarde de viernes.

La Crónica continua...

miércoles, 20 de mayo de 2015

Alumnos de "Paleontología General" en Somosaguas

Hoy hemos contado con la presencia del grupo A del segundo curso del Grado de Geología de la UCM, los cuales han venido a nuestro yacimiento como parte de las actividades que realizan en la asignatura "Paleontología General". Se trata en este caso de una salida de campo (la última del curso) cuya finalidad es mostrarles como se trabaja en un típico yacimiento del Neógeno ibérico... y ¿qué mejor opción que traerlos al Campus de Somosaguas? La Universidad Complutense de Madrid puede congratularse de ser una de las pocas (muy pocas) universidades del mundo que cuenta en los terrenos de su propio campus con un auténtico yacimiento paleontológico donde sus alumnos pueden hacer prácticas de primera mano.

Dado el elevado número de estudiantes, en cada uno de los dos turnos (mañana y tarde) ha estado en el yacimiento la mitad del grupo. Tras un breve recorrido por la zona donde afloran los diferentes puntos de muestreo, durante la cual les hemos contado las diferentes técnicas de trabajo que se utilizan para extraer fósiles de micro- y macrovertebrados, las variaciones laterales de los diferentes niveles estratigráficos, los ambientes de sedimentación asociados o la importancia de tener en cuenta el tamaño muestral a la hora de abordar análisis de todo tipo (sobre todo los paleoecológicos -que para eso es una de nuestras principales líneas de investigación, jejejeje), Laura y Sole les han mostrado la manera correcta de excavar en cuadrícula y todos los datos que han de tomarse para cada fósil que se va encontrando. Y al final de cada turno les hemos pasado un pequeño cuestionario en el cual debían plasmar brevemente las conclusiones a las que habían llegado después de haber estado excavando tres horitas en el yacimiento... (cosas de Bolonia y sus inacabables pruebas de evaluación...)


Aparte de eso, la jornada ha transcurrido sin incidentes ni grandes sorpresas. Sí que ha resultado interesante ser testigo del intercambio de información académica entre los estudiantes de 2º y los de 1º (un avezado grupo de futuros geólogos que se ha atrevido a compaginar nuestra excavación con el campamento de Pirineos al que se van al final de esta semana). Qué grupos son mejores o peores para cada asignatura, qué profesores son más exigentes, cuáles son peores personas, que si les gusta o no cómo imparto la "Paleontología General", etc... Toda una lección sobre lo que un estudiante universitario desea de las asignaturas que está cursando. Mi principal conclusión... hay estudiantes de todo tipo: desde los que quieren aprender por encima de todo, aunque el profesor sea muy duro, hasta el que sólo quiere aprobar, sin preocuparse demasiado por nada más, pasando por cualquiera de los posibles matices intermedios entre esos dos extremos, incluyendo la diferenciación de asignaturas entre "las que me interesan y las que no".

La Crónica continua...