domingo, 16 de mayo de 2010

El año de las hermanas, hermanas y más hermanas

Hoy domingo hay sido un día de gran tranquilidad en el yacimiento. La semana de experiencia se va notando y los excavadores ya se manejan con soltura. Además, las bajas que siempre se producen durante los primeros días de campaña entre aquellos excavadores que no se sienten motivados por el tipo de actividad que realizamos ya han quedado atrás. Por lo tanto, poco excepcional hay que contar...

Así que con motivo de la visita dominical de Virginia al yacimiento (algo que ya se está convirtiendo en tradición de cada campaña) voy a comentar aquí un hecho que me parece de gran relavancia. Este año se ha convertido en el año de las hermanas en Somosaguas... ¿Por qué? Pues simple y llanamente porque son varias las hermanas pequeñas que han seguido los pasos de sus familiares más maduros (físicamente, porque intelectualmente quién sabe...) y que ya habían excavado en años anteriores en Somosaguas. Me explico...

Por empezar con la causante de la entrada, Virginia Martínez, paleontóloga cuaternarista licenciada hace ya varios años sugirió a su hermana Carmen Martínez, estudiante de tercero de CC. Químicas, que se apuntara a las excavaciones pues ella siempre se lo pasó muy bien cuando participó como estudiante. Y, ni corta ni perezosa, Carmen arrastró a un grupo de compañeros a esta campaña de 2010 en Somosaguas.

Por otro lado, tenemos a Rocío Torroba, estudiante de Derecho, que no es ni más ni menos que hermana del señor Juan Torroba, biólogo e integrante del Equipo de Introducción a la Investigación GeoPaleoBiológica en Somosaguas.

Para terminar, no podemos olvidar a Lía Díez-Canseco, que se ha internado en las rutas de la educación "paleoambiental" siguiendo los pasos de Davinia Díez-Canseco, una de las investigadoras del Proyecto Somosaguas de Paleontología, y no quería que pasara ni un año más sin integrarse en una campaña de excavación en nuestro yacimiento.


Así que con esto queda claro que Somosaguas también está entrando en los nucleos familiares y convirtiendose en parte del legado que una generación pasa a la siguiente... Casi, casi, como los padres estadounidenses que quieren que sus hijos vayan a la misma universidad que fueron ellos... Una saga familiar en toda regla...

La Crónica continua...