jueves, 13 de mayo de 2010

Día de chaparrones y hallazgos

Pese a la constante amenaza de lluvia (materializada en varias ocasiones), el día de ayer nos deparó el descubrimiento de varios fósiles realmente interesantes.

La mañana fue de lo más tranquila en Somosaguas-Norte, aunque la paz y la armonía se veía rota de cuando en cuando por los comentarios entusiastas de Silvia al encontrar una costilla bastante entera (cosa por otra parte extraña cuando de costillas se trata). En la Cata-2, Enrique halló una epífisis distal de fémur de Anchitherium, mientras trataba de verticalizar los muros de la misma, confirmando la sospecha de que en dicha cata se había llegado a un nivel fosilífero muy prometedor. Al final de la mañana, la lluvia hizo acto de presencia y temimos que la excavación tuviera que suspenderse en el turno de tarde.

Pero como no hay lluvia que amedrente a un paleontólogo, por la tarde se ubicó a todos los excavadores bajo el maravilloso toldo y (aunque un tanto apiñados) continuamos excavando. La Cata-2 volvió a ser fructífera y la epífisis de fémur resultó continuar y ser un fémur bastante completo y para mayor sorpresa apareció un húmero de Anchitherium apenas fragmentado que Enrique, con la destreza excavadora que le caracteriza, sacó sin que le temblara el pulso.

Esta fue pues la crónica del cuarto día de excavación en Somosaguas. Este año, la cosa ha empezado realmente bien y encima parece que la lluvia nos va a dar por fin una tregua, así que a continuar excavando!!

La Crónica continua...