sábado, 20 de septiembre de 2008

Nuevos miembros se incorporan al EIIGPBS

Tras el periodo de reflexión del verano, comenzamos un nuevo curso con la incorporación al EIIGPBS de nuevos participantes.

En este nuevo curso tenemos nuevos y generosos monitores, dispuestos a aportar su creatividad y su esfuerzo en la tarea investigadora; y con ellos empezamos el proceso de incorporación de nuevos alumnos que desean participar en la iniciación a la investigación. Para todos ellos me marco aquí un "rollo", por si les puede servir en su futura andadura.

Todos los investigadores tenemos en común algunos rasgos de carácter: entre otros, nos atrae el descubrimiento. Nos movemos en la frontera entre lo que sabemos y lo que no sabemos, buscando constantemente ampliarla.

Cuando uno descubre algo no siempre amplía el conocimiento colectivo; muchas veces resulta que lo que descubrimos con asombro y nos parece una novedad ya había sido descubierto antes por otros investigadores. Pero no importa: al descubrirlo por nosotros mismos lo hacemos nuestro, se convierte en experiencia propia; y entonces (y sólo entonces) lo podemos transmitir a otros de manera creativa, viva y personal. Sólo entonces nos sirve lo que hemos aprendido, y nos hace más comprensivos y más capaces.

La investigación es una forma de adquisición del conocimiento totalmente distinta a la erudición o memorización de información. Es indispensable leer y oir lo que otros saben, y es útil resumírselo a otros, pero hasta cierto punto; luego has de pensar y elaborar sobre ello tus propias conclusiones. Si sólo "empollas" una asignatura, no la descubres, y transmitirás lo aprendido de forma mecánica e impersonal. De ahí lo terrible que resultan generalmente los exámenes ("repiteme lo que he dicho en clase"...).

La Universidad busca cada vez más la excelencia investigadora, pues está constatando que un buen profesor suele ser también un buen investigador; y la sociedad quiere que los estudiantes aprendan autonomía e iniciativa, no sólo conocimientos.

Los nuevos miembros que se incorporan al EIIGPBS este año, al igual que los que ya forman parte de él tras un año y medio de andadura, tienen en común un impulso de hacer algo más que lo que se les pide: tienen motivación. Esta cualidad es muy valiosa, pero todos tenemos que desarrollar además otras: paciencia, disciplina, responsabilidad... Todos estamos en este EIIGPBS porque hemos elegido estar; nadie viene obligado. Pero una vez dentro hemos de tener el máximo respeto hacia los compañeros y los monitores, evitando hacerles perder el tiempo y asumiendo sus indicaciones. Si algo puede ser discutible o mejorable, se habla; pero quien haga caso omiso de las personas que le están aconsejando y guiando, se estará autoexcluyendo del grupo y será necesario decírselo. 

"Hoy se trabaja con otros, no sólo por estar en un mundo globalizado, sino porque sabiendo trabajar con otros se es mucho más eficaz".

Buena suerte y muchos ánimos a todos.