miércoles, 20 de mayo de 2015

Alumnos de "Paleontología General" en Somosaguas

Hoy hemos contado con la presencia del grupo A del segundo curso del Grado de Geología de la UCM, los cuales han venido a nuestro yacimiento como parte de las actividades que realizan en la asignatura "Paleontología General". Se trata en este caso de una salida de campo (la última del curso) cuya finalidad es mostrarles como se trabaja en un típico yacimiento del Neógeno ibérico... y ¿qué mejor opción que traerlos al Campus de Somosaguas? La Universidad Complutense de Madrid puede congratularse de ser una de las pocas (muy pocas) universidades del mundo que cuenta en los terrenos de su propio campus con un auténtico yacimiento paleontológico donde sus alumnos pueden hacer prácticas de primera mano.

Dado el elevado número de estudiantes, en cada uno de los dos turnos (mañana y tarde) ha estado en el yacimiento la mitad del grupo. Tras un breve recorrido por la zona donde afloran los diferentes puntos de muestreo, durante la cual les hemos contado las diferentes técnicas de trabajo que se utilizan para extraer fósiles de micro- y macrovertebrados, las variaciones laterales de los diferentes niveles estratigráficos, los ambientes de sedimentación asociados o la importancia de tener en cuenta el tamaño muestral a la hora de abordar análisis de todo tipo (sobre todo los paleoecológicos -que para eso es una de nuestras principales líneas de investigación, jejejeje), Laura y Sole les han mostrado la manera correcta de excavar en cuadrícula y todos los datos que han de tomarse para cada fósil que se va encontrando. Y al final de cada turno les hemos pasado un pequeño cuestionario en el cual debían plasmar brevemente las conclusiones a las que habían llegado después de haber estado excavando tres horitas en el yacimiento... (cosas de Bolonia y sus inacabables pruebas de evaluación...)


Aparte de eso, la jornada ha transcurrido sin incidentes ni grandes sorpresas. Sí que ha resultado interesante ser testigo del intercambio de información académica entre los estudiantes de 2º y los de 1º (un avezado grupo de futuros geólogos que se ha atrevido a compaginar nuestra excavación con el campamento de Pirineos al que se van al final de esta semana). Qué grupos son mejores o peores para cada asignatura, qué profesores son más exigentes, cuáles son peores personas, que si les gusta o no cómo imparto la "Paleontología General", etc... Toda una lección sobre lo que un estudiante universitario desea de las asignaturas que está cursando. Mi principal conclusión... hay estudiantes de todo tipo: desde los que quieren aprender por encima de todo, aunque el profesor sea muy duro, hasta el que sólo quiere aprobar, sin preocuparse demasiado por nada más, pasando por cualquiera de los posibles matices intermedios entre esos dos extremos, incluyendo la diferenciación de asignaturas entre "las que me interesan y las que no".

La Crónica continua...