martes, 8 de junio de 2010

Las sesiones de triado se han modernizado...

En efecto, como cada año ocurre con la mayoría de nuestras actividades, las sesiones de triado de cada final de campaña también se han remozado en comparación con las de hace dos años.

La artífice de todo esto es Ana, que desde el año pasado ha tomado el control de todo este tinglado micromamiferista... con resultados objetivamente mejorados. No sólo el pequeño seminario teórico que sirve a nuestros excavadores como una introducción al maravilloso mundo de la lupa binocular y la dentición de micromamíferos se mejora en cada temporada. Sino que este año también se ha incrementado la organización del material que se ha de triar, con una cuidadosa preparación previa a cada turno de triado.

Y como puede ser de interés para alguien que quiera organizar alguna sesión de este tipo, pues hemos decidido contar nuestro sistema un poco por encima.

Por empezar por el principio... todo comenzó con la recogida del material fósil que se ha extraido en Somosaguas en la última campaña, y entre ello todo el residuo del lavado que se triará en las diferentes sesiones (una de las cajas de cartón de la foto). Esto se realizó al día siguiente de la finalización de campaña, que era cuando disponíamos del magnífico vehículo departamental...

Ya en la facultad, con mucha antelación respecto a la llegada de los excavadores-triadores se ha de preparar el material que triarán y las herramientas con que trabajarán (bolsas, pinceles, cajitas, etiquetas, etc...). Con los años de experiencia, hemos llegado a la conclusión de que lo mejor para evitar potenciales contaminaciones de muestras (siempre hay alguien que se olvida de etiquetar su cajita o su bolsa... -inevitable, por mucho que lo repitamos-) es trabajar todo el mundo con la misma muestra. Aún así, seguimos insistiendo mucho en la importancia del etiquetado de todo para que les entre en la sesera que es quizás lo más importante de todo este trabajo (pues garantiza que el esfuerzo invertido no se vaya a la basura).

Una vez que los alumnos han llegado al laboratorio lo primero es el breve seminario (no tan breve... casi media hora de charla) sobre la metodología de trabajo (con especial hincapié en las etiquetas...) y los microvertebrados de Somosaguas. Para aprovechar el tiempo de espera hasta que se alcanza un cierto cuorum los chicos se dedican a rellenar nuestro cuestionario de autoevaluación, que con esta temporada ya cumple 5 años y creo que ha llegado el momento de pensar en realizar una serie de análisis concienzudos para ver cómo ha evolucionado la percepción de nuestra actividad por los excavadores durante todo este tiempo. Claro está, como este seminario es siempre el mismo, los que ya se lo saben de días anteriores pues se ponen directamente a triar (por eso es necesario tener todo su material bien preparado y separado del resto, cosa que también hace Ana antes de cada sesión de triado).

Tras finalizar el seminario, comienza el triado, con la asistencia de una batería de monitores especializados (este año hemos sido Ana, Omid, Angélica y yo mismo), que ayudan en la múltiples dudas paleontológicas y geológicas que puedan surgir. Cada vez es más habitual que quieran diferenciar los tipos de minerales que ven a través de la lupa... Imagino que si ven pocos fósiles esto es una manera de entretenerse por el camino...

Y tras una hora de mirar por la lupa binocular llega el momento de un descansito. Y aquí está una de las novedades de este año. En algunas de las sesiones de triado, Enrique nos ha deleitado unos minutillos con los fósiles restaurados más impresionantes de la campaña (y alguno de campañas anteriores), justo antes de liberar a los triadores para tomarse algo en la cafetería...

Tras ese pequeño descanso se abría la intervención estelar de Omid sobre el Equipo de Introducción a la Investigación GeoPaleoBiológica en Somosaguas (EIIGPBS), que este año contaba con una novedad respecto a los anteriores... una presentación de PowerPoint sobre le tema. En realidad no es nada del otro mundo, pero sí es cierto que ha permitido agilizar la exposición de las líneas de trabajo del EIIGPBS y explicar las motivaciones de su puesta en funcionamiento. Creo que ningún año se había podido plantear tan adecuadamente la intención del Proyecto Somosaguas de Paleontología al crear el EIIGPBS y ofrecer a los estudiantes la oportunidad de iniciar sus carreras investigadoras incluso antes de terminar la carrera... Y claro, no podemos olvidar la capacidad expositiva de Omid, que presenta de manera magnífica todas las posibilidades que abre el EIIGPBS, motivando a un buen número de alumnos a solicitar más información sobre el equipo y cómo integrarse en él.


Tras ello, los chicos vuelven a las lupas binoculares (los que todavía no habían oido la charla, el resto ya estaba triando) y continúan triando hasta que se cumplen las tres horas y media que constituyen un turno de trabajo en Somosaguas.

Pero no hemos terminado con las novedades de este año. Al igual que tenemos un montón de videos sobre las diferentes facetas del trabajo realizado en el yacimiento, también tendremos uno en el que Ana Cuerva nos mostrará las labores de triado, en combinación con el trabajo de restauración que se realiza en el laboratorio de al lado (tras la pared de los cuadros geológicos).