martes, 10 de julio de 2007

CRÓNICA OFICIAL SEDITOUR I (2007)

Hola, he aqui la memoria de la salida de campo de los dias 4 y 5 de julio de 2007.











Erase una vez que se era un grupo de valientes geologos que partieron alegremente al campo desde la facultad. Nuestra primera parada seria el pueblo de Quijorna, situado al oeste de Majadahonda. En esta primera etapa del camino esperabamos ver uno de los famosos abanicos parecido al que habra formado los sedimentos de Somosaguas. Para nuestra desgracia estaba todo tapado con vegetacion baja y construcciones varias.




Tomamos el camino que parte del oeste del pueblo, una vez lo encontramos, y nos dirgimos hacia el Cerro Veneno, mas conocido como Poison Hill. Craso error, llegamos al cerro en si, donde nos desviamos del camino por culpa de un artropodo llamado abeja, pues Omid podria morir de forma horriblemente anafilactica. Tras sortear el peligro en el camino y subir una cuesta de aproximadamente 2n grados, siendo n el numero de gotas de sudor de nuestra frente. En esta etapa del viaje pasamos por un terreno formado por micacitas, al cual cortaban diques de cuarzo con cristales de turmalina ocasionales; hacia la parte alta del cerro pasamos a tener materiales formados por gneises bandeados glandulares los cuales estan cortados por diques apliticos.





No se si lo habreis adivinado pero si, cruzamos el cerro de lado a lado sin seguir caminos por culpa de una maldita valla que era la divisoria entre dos municipios que no se caian muy bien. Tras desistir en arrancar la valla continuamos por el cerro hasta encontrar otro camino. Por este camino llegamos hasta una charca de caracter insano, de un color como los rotuladores para subrayar y con una forma de vida parecida a renacuajos pero de un tamaño cercano al del Amphicyon.




Despues de escapar de los renacuajos gigantes ninja llegamos al pico de los Llanos, donde los materiales cambiaban a granitos alterados y el lehm granitico (alteracion in situ del granito), este fue nuestro primer punto de recogida de muestras de sedimento por parte de Guillermin (ver lista de materiales). Continuamos bajando el camino, nos fuimos encontrando en orden vertical descendente: arenas, calizas y margas que se volvian a repetir por la accion de una falla.



Ahi fue donde vimos los hornos de cal y encontramos un camion de la guerra civil acribillado a tiros y Guille que no puede estarse quieto se dedico a meterle mano al camion, y... voila! tres picaduras de avispa (es mejor que un bofeton).



Posteriormente, Guille con una mano superlativa y el resto cansados, llegamos a la Cañada real Segoviana donde los materiales pasaban de ser calcareos a fangos variolados para terminar en una sucesion de calizas y cuarzoarenitas con pequeños niveles de calcretas. En esta zona descubrimos una falla que no estaba cartografiada en el magna (no hacer uso del martillo).



Al concluir esta larga caminata llegamos al pueblo de nuevo, donde una sucesion de fuentes nos abrumaron y asombraron. Desgraciadamente eran las 4 yyyyy...mucho y parece ser que alli ya se merienda a esa hora asique nos costo que nos dieran de comer (gracias Guille por ligar con la camarera!).



Tras una frugal comida nos dirigimos a la plaza del pueblo en busca de una sombra, donde poder ponernos a trabajar. Hicimos un croquis de corte interrumpiendo la hora de la siesta de Perales.



A continuacion la verguenza cayo sobre nosotros, avezados geologos, pues perdimos un puerto de montaña de 1564 metros de altura, como habiamos quedado para recoger las llaves del refugio del CSIC abandonamos tan alta busqueda.





Avisamos de nuestra llegada a los directores del lugar (el Ventorrillo), las becarias nos abandonaron nada mas saber que ibamos 4 geologos (jo!).



Era un centro muy bucolico, del estilo de Iker Jimenez, con un perrillo muy apañao y muy majete. Al entrar a ocupar el refugio nos invadio un olor caracteristico a hidrocarburo y encontramos que estaba el refugio habitado por un simpatico Carlos Nuñ... becario que tambien huyo despavorido al vernos, se adjunta foto de Omid echando sal a la comidita.



Despues de cenar los aguerridos y aburridos geologos se hicieron caquita por el miedito que daba el lugar por la noche, uno de ellos preferia morir de pis que de niña psicopata. Dormimos en nuestros sacos de dormir, Pimen pidio asilo nocturno por la fase amneica de Perales.




A la mañana siguiente nos despertamos, desyunamos...y comenzamos una nueva etapa del viaje (chanchan chanchan!!).



En esta ocasion el paleomovil nos llevo a la zona de la Pedriza (que hermososa). Dejamos el paleomovil en el ultimo aparcamiento y recorrimos a pie el camino hasta la charca verde.



En el camino habia una sucesion de materiales que separaremos entre la parte del rio y la parte que no estaba mojada. En el rio encontramos: arenas arcosicas y cantos rodados de diversas composiciones tanto metamorficas como plutonicas. La zona fuera del rio estaba principalmente compuesta por leucogranitos, granitos porfidicos y al final del trayecto diques dioriticos. En la charca verde nos sorprendio un combate a: ¡que te mojo que te mojo que te mojo!, entre una familia gitana y una de latin kings, apostamos por estos ultimos.


Aqui no pudimos continuar nuestro camino por lo escarpado del terreno y dimos media vuelta al pueblo de Manzanares el Real.



Comimos en un restaurante donde una excavadora mas conocida como Marimar nos pillo infragati comiendo en un restaurante que no era el suyo (perdon, perdon, perdon), no hubo heridos.



Ya muy cansados y agotados volvimos a montarnos en el paleomovil. Intentamos buscar los abanicos aluviales del embalse de Santillana pero oooootra valla asique nos dirigimos a los materiales cretacicos que afloran cerca de alli.



Cual fue nuestra sorpresa que tras hacer un camino machete en mano, sortear todo tipo de peligros y saltar una valla, encontramos una linda cueva llena de basura pero que a su vez tenia procesos de formacion de terra rossa, aunque ahi esperabamos encontrar una falla pero la terra era mas bonita. Al final nos hicimos la foto que ira en nuestro proximo disco de deadmetal (Geologics at work) y regresamos a los madriles avidos de cocido y callos.





Esperamos que esta singular cronica sea de vuestro agrado y tampoco halla heridos, a ver que tal sale en Septiembre. Besos para las chicas guapas.



Pimen, Perales y Guille.



2 comentarios:

Pimen dijo...

Yo solo quiero agregar un comentario a la cronica que escribimos ayer Perales y yo. Por favor, no me hagais compartir habitacion de nuevo con él!!!
Un saludo

Aloysius dijo...

¿Así que estas son las fotos tan interesantes que nos íbais a mostrar? En fin...

A ver que tal se nos da en septiembre, ya con más gente.

Saludines